Las almas como la de María ignoran el lenguaje mundano del amor; pero se doblegan estremeciéndose a la primera caricia de aquél a quien aman, como la adormidera de los bosques bajo el ala de los vientos.
( Maria, Jorge Isaacs)

No soy mas que la misma flaca de siempre. ¿ Te acuerdas de mí?



martes, 10 de junio de 2014

Retorno


http://unoconlamusica.blogspot.com

Ilusión
esa necesidad de aceptarlo todo
la urgencia en soñar las noches claras
penetrar los ojos con las luces de la ciudad
esa necesidad 
de la caricia temprana
de saberse humano
esa necesidad 
de sentirse vivo.


Diahner

0 comentarios: