Las almas como la de María ignoran el lenguaje mundano del amor; pero se doblegan estremeciéndose a la primera caricia de aquél a quien aman, como la adormidera de los bosques bajo el ala de los vientos.
( Maria, Jorge Isaacs)

No soy mas que la misma flaca de siempre. ¿ Te acuerdas de mí?



martes, 5 de agosto de 2014

Laguna


Tomado de : tulipanazul.wordpress.com
Despacio, a cuenta gotas
noche y día desaparecen.

Perdida, abstracta
en los renglones
de tus labios pálidos
que ya no pronuncian mi nombre.

Dianher

0 comentarios: